El negocio del horror
Finanzas

El negocio del horror

La industria que fabrica experiencias extremas

Lo escalofriante es de gran interés para la humanidad. Desde chicos conocemos este tipo de relatos, que pasan de niño en niño con variaciones. Las leyendas, historias de fantasmas y todo tipo de material que nos ofrece experiencias sobrenaturales y de terror, cuenta con un lugar especial en la cultura popular.

Es por eso que hoy existen industrias únicamente dedicadas a horrorizar, y millones de personas pagan por sus servicios. En contraparte a empresas desplegadas en relación a los placeres (viajes, comida y todo tipo de entretenimiento ligero), el negocio del horror ofrece el paradógico placer que se halla en sentirse perturbado e intranquilo, a veces de formas extremas.

CINE DE TERROR

El miedo es una reacción natural producida como respuesta a posibles amenazas, por lo que se activa un impulso que permite huír de manera rápida. El gusto por esta sensación no es compartido por todos, pero sí por una gran porción de la población, lo que se puede ver en proyectos como festivales de cine de terror, la literatura de este género, así como videojuegos y atracciones con esta temática.

La razón de este gusto está en la hiperactivación que surge a partir de la descarga de adrenalina y dopamina, segregadas por la amígdala cerebral. Por supuesto, el peligro no es real y los amantes del terror lo saben, aunque están dispuestos a entregarse a lo que sus historias y experiencias, a veces basadas en hechos reales, tienen para ofrecer.

El cine de terror es una constante de cada año, y sus estrenos son previstos para la temporada de otoño y por supuesto durante la festividad de Halloween. Los presupuestos que suelen manejar estas películas pueden ser menores al de muchas producciones, pero cuentan con un público estable y fiel que asiste a verlas.

Las calificaciones de la prensa especializada no ayudan mucho a su difusión porque suelen ser bajas; sin embargo, el público en general suele mostrarse entusiasta ante el género. El terror tuvo un despunte relativamente reciente en el cine de autor o con temáticas más profundas, como las producciones de los directores Ari Aster o Robert Eggers. El Faro, de este último, tuvo un presupuesto de cuatro millones de dólares y contó con actores reconocidos. Su recaudación fue de 18.2 millones de dólares y ganó el Premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (FIPRESCI) en el Festival de Cannes.

Con el diablo dentro (2012). Foto: tvseans.az

Según la encuesta Film Fat, realizada por el medio digital Hipertextual, entre el año 2010 y el 2016, la película más vista fue el drama El discurso del rey. Lo impresionante viene con las que le siguen en recaudación, que son de terror: Con el diablo dentro (2012), segundo lugar de la lista recaudando 102 mil millones de dólares; una ganancia del cinco mil por ciento. Por su parte, Insidious o La noche del demonio obtuvieron un tres mil por ciento de ganancias.

Las sagas son un fenómeno importante en el terror y donde se encuentran las películas que más han saltado a la fama. La saga del subgénero slasher (donde aparece un asesino generalmente sobrenatural) Viernes 13, cuenta con 12 películas, las ocho primeras sacadas consecutivamente cada año, excepto Viernes 13: el capítulo final, que tardó dos años en estrenarse. Su recaudación mundial fue de 464 millones de dólares.

La saga de Actividad Paranormal está compuesta de películas del subgénero metraje encontrado, donde se finge que las imágenes son reales y fueron tomadas de grabaciones de seguridad en las que generalmente se mueven objetos de forma abrupta (el llamado fenómeno poltergeist). Su recaudación fue de 890 millones de dólares.

La saga que encabeza la lista de las más redituables, sin embargo, es la de El Conjuro, con mil 563 millones de dólares en recaudación mundial.

Según el anuario estadístico del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), del 2011 a 2015 más del 60 por ciento de las películas de terror estrenadas en México entran a los 10 lugares más altos en taquilla. El cine de terror hecho en México no tiene tan mala posición, puesto que desde 2011 se ha estrenado por año una película del género en los 10 lugares más taquilleros.

El 70 por ciento de los mexicanos amantes de este género son adolescentes, de los cuales el 55 por ciento son mujeres. Además el 50 por ciento de los espectadores asisten en pareja.

El videojuego Resident Evil. Foto: residentevil.fandom.com

VIEJOS Y NUEVOS FORMATOS

No es algo nuevo que las historias de terror alcancen fama mundial. Los poetas y cuentistas como el estadounidense Edgar Allan Poe o el uruguayo Horacio Quiroga tienen lecturas obligadas en la educación preparatoria, y tienen algunos de los clásicos más buscados.

Entre los best sellers de este género, según el sitio La Tercera, están Ojo de gato de Gemma Herrero Virto o El Resplandor de Stephen King, uno de los autores más presentes en la cultura popular estadounidense.

El terror también ha pasado a la industria del videojuego con géneros que además son fruto únicamente de este formato, como el survival horror (horror de supervivencia). La saga Resident Evil ocupa siete de los 10 puestos más altos en ventas de videojuegos de terror según el monitoreo de la NPD Group, seguida por The Evil Within (La maldad interior).

La mayor recaudación en este rubro es de Resident Evil 5, con 7.4 millones de unidades vendidas. El costo del juego, actualmente, es de 29.99 dólares.

Como es esperado y como ocurre en otros formatos, no es que estos juegos alcancen el top 10 de los más jugados. El terror alcanza una popularidad constante que no siempre toca los primeros lugares en ventas. En videojuegos, es más probable que esto lo logre alguno infantil o de deportes. Pero la permanencia del terror radica, muchas veces, en el mito, el impacto y algunos temas tabú que lo convierten en un reto para sus consumidores.

El videojuego Rule of Rose (2006), también de horror de supervivencia, fue controvertido por manejar temas de abuso infantil, por lo que fue prohibido. Hoy ha sido reivindicado como una obra de culto, con lo que su precio ha ascendido a alrededor de 630 dólares, el equivalente a 13 mil 500 pesos mexicanos.

ATRACCIONES DE TERROR

Pero el terror no se ha conformado con esto, sino que su popularidad trata también de ofrecer experiencias lo más reales posibles, con atracciones en parques temáticos y visitas a lugares presuntamente encantados.

Psycho Xtreme. Foto: pa-community.com

El Castillo de Bran en Transilvania, conocido por ser aquel en el que presumiblemente se inspiró Bram Stoker para ser hogar de Drácula, batió su record de visitas en 2014 con 560 mil entradas vendidas. La novela y sus adaptaciones, además de toda la mística que recae en ellas, han hecho posible que un 63 por ciento de extranjeros que llegan a Rumanía, visiten el lugar, convirtiéndose en la tercera atracción más popular del país.

El parque temático Six Flags decidió abrir su atracción Fright Fest (fiesta del susto) a pesar del periodo de pandemia. La atracción consta de personajes como payasos diabólicos que asustan a los visitantes en todo el terreno del parque. Consta de casas embrujadas, áreas temáticas llamadas zonas de miedo y números de entretenimiento en vivo.

Según el periodista especializado en finanzas Jonathan Luis Torre, a pesar de que el parque reportó una baja del 96 por ciento en sus ingresos internacionales debido a la contingencia por la COVID-19, cobró durante los meses de abril, mayo y junio 19 millones de dólares.

El parque Horrorland, en España, cuenta con scape rooms (espacios de los que los visitantes deben escapar), así como casas encantadas con monstruos. También cuenta con una de las modalidades más extrañas en el ramo por la manera en que implica a los visitantes. Se trata de la experiencia Psycho Xtreme, que consta de un espacio donde se deja en ropa interior a las personas, se les confina en la oscuridad y se les “humilla” verbalmente, así como se les hace sentir miedo con voces de personajes terroríficos y utilería (sangre falsa, por ejemplo). Debe tratarse de una experiencia única donde el terror es sumamente cercano, y de hecho es la única del estilo en Europa.

Si bien no todos los asistentes se someten a esta “prueba” extrema, venden 22 mil 500 plazas, de las cuales en ocasiones se agota la mitad en los primeros 15 días de venta.

Las personas están íntimamente ligadas al terror y a la búsqueda de sensaciones más intensas. Finalmente, el horror mantiene elementos alejados de la realidad para convertirse en un lugar de representaciones que despiertan la adrenalina. Al ser experiencias controladas, se convierten en algo sumamente atractivo.

Comentarios