Tecnología al servicio del adulterio
Opinión

Tecnología al servicio del adulterio

Miscelánea

Yo creo en las familias numerosas, cada mujer debería tener al menos tres maridos”.

Zsa Zsa Gabor

Para quienes no la recuerdan, Zsa Zsa Gabor fue una actriz húngara (1917/ 2016) famosa en Hollywood por su belleza, legendaria por sus desplantes y su ironía: “Personalmente no sé nada sobre sexo porque siempre he estado casada”, dijo alguna vez Zsa Zsa, quien por haber estado casada nueve veces, sabía muy bien lo que decía. Lo anterior es sólo un aperitivo para lo que le quiero contar pacientísimo lector.

Resulta que por un reciente reportaje que encontré en el diario español El País, me entero de que: millones de hombres y mujeres en todo el mundo mantienen relaciones sexuales fuera del matrimonio. Hasta ahí, nada nuevo bajo el sol; ya la Biblia documentaba algunas infidelidades, la más notable, fue la del famoso rey David, quien desde su terraza vio y deseo a la bellísima mujer de Urías; su más fiel soldado. El rey David hizo traer a Betsabé, imagino yo que le cantó Las Mañanitas y la sedujo. Ante un inoportuno embarazo que delataba la infidelidad de los adúlteros, el Rey mandó a su fiel soldado al frente de una de tantas guerras que en el mundo han sido, donde el pobre Urías, además de cornudo, encontró la muerte.

No, no fue el tema adulterio lo que llamó mi atención, sino la novedosa tecnología Sexteach a su servicio. El perfil del infiel ha cambiado y ahora es mucho más amplio: va de los 20 a los 74 años. Será porque como afirma el reportaje: Ser infiel es mucho más fácil y seguro ahora, y aunque el hombre gana por goleada, crece el número de mujeres que echan una canita al aire. ¡Que barbaridad! lo que tiene uno que ver. Y sigo leyendo: La infidelidad es hoy un gran negocio, una enorme caja registradora capaz de generar tanto dinero como caricias y besos furtivos.

Sólo en España, el mercado potencial es considerable. Las aplicaciones de contactos sólo para adúlteros, cuentan con millones de usuarios en todo el mundo. Los lovehotels venden discreción por horas y ya están en uso aplicaciones como Tigertext, que borran todo rastro del engaño. Si el infiel necesita borrarlo con urgencia, basta con agitar dos veces el celular. Bien pensado, me consta que la indiscreción de los teléfonos celulares está causando muchísimos divorcios. Las aplicaciones, diseñadas únicamente para adúlteros, ofrecen también sugerencias de hoteles, viajes, restaurantes y regalos para festejar el affaire.

La vida es corta, Ten una aventura”, reza el eslogan de la compañía Ashley Madison, red social para infieles. Sólo en esta plataforma (sin ningún costo para las mujeres) se generan 15 mil aventuras al mes. 4 mil 500 al día. Second Love se promueve con el eslogan “Coquetear no es sólo para solteros” y el Gleeden, se vende como el primer sitio de encuentros extramatrimoniales.

La discrecionalidad es el sustento de negocio; los clientes no ven ni son vistos por el personal ni por los otros clientes hospedados en ese momento; porque el registro y el pago se hacen desde el cajero automático que se encuentra en la entrada y los alimentos y bebidas solicitadas, se sirven a través de un pasa-platos. En estos negocios de alta tecnología, al pagar con tarjeta no aparece el nombre comercial del hotel sino una razón social.

Yo sé que a usted pacientísimo lector, esta puesta al día no le interesa, pero se lo informo por si acaso tiene algún amigo. Y como una cosa lleva a la otra, debo recomendar a los adúlteros que no se fíen, recuerden que la intuición nunca falla. Las esposas somos capaces de detectar una infidelidad, sólo por la sonrisita del marido. Además, en la medida que se desarrollan instrumentos de seguridad, crecen también las empresas de detectives privados que como Infidelity; se especializan en la materia y ponen al descubierto entre 150 y 190 asuntos al año. Cosas veredes, amigo Sancho, que harán temblar las paredes. Ay no yo ya no… o bueno, sí.

Comentarios